UnióndeReporterosIndependientes JusticiaSindical,Estado.

CAMPECHE, Cam., 12 de Septiembre.- “El 11 de Septiembre será recordado por todos los maestros y el PRI represor no volverá a gobernar mas en Campeche”, gritaron hombres con desconcierto y las mujeres en llanto, al termino de las medidas de acción violenta ordenadas por parte del Gobierno del Priista Fernando Ortega Bernes,quien envío a la policía antimotines a desalojar de manera violenta y sangrienta, los palacios legislativo y de gobierno, pues se encontraban custodiados por docentes del Estado, que desde el termino de su marcha pacifica contra la Reforma Educativa se habían instalado en las inmediaciones de dichos edificios públicos.

Eran las 18 horas con 15 minutos, momentos antes el gobernador constitucional del Estado de Campeche,Fernando Eutimio Ortega Bernes, había dado la orden de reprimir la manifestación de los maestros, los granaderos llegaron comandados por el Secretario de Seguridad Publica del Estado, Jackson Villacís, los policías estaban escudados, y armados con macanas, gases lacrimógenos, granadas y con toda la fuerza bruta para liberar primero a los diputados y después a los trabajadores del palacio legislativo que se encontraban al interior de los edificios cuando la protesta comenzó.

Fue así, que entre golpes, Villacis Rosado comandó a los policías, quienes primero abrieron paso entre la valla de maestros que tenían bloqueada la puerta principal de dicho recinto, para liberar y proteger al diputado priista y presidente de la Junta de Gobierno y Administración del Gobierno del Estado, Edgar Román Hernández Hernández, hasta que este abordó su camioneta.

Pero la resistencia del movimiento inconforme con la Ley General del Servicio Profesional Docente, era imperante, sin embargo la agresión y la violencia de la fuerza publica se impuso, y fue cuando comenzaron a ejercer presión brutal, y a medida de encontronazos, macanazos, proyectaban a los del gremio magisterial al piso, para posteriormente liberar a la también diputada priista, Adda Luz Ferrer González,y a la panista, Yolanda Valladares Valles, entre otros diputados y por ultimo liberar a los de la clase trabajadora.

El desconcierto entre los profesores de Campeche, era mas que evidente, corrían por todos lados, algunos ya se encontraban en el piso, las mujeres tampoco pudieron librar los golpes, y sabían que se venia el desalojo del Palacio de Gobierno, mas violento que el primero, y los que lograron escabullirse del primer choque de los antimotines en el primer desalojo del recinto legislativo, corrían en apoyo a sus compañeros al lugar donde la represión del Gobierno del Estado llego a su tope.

En el recinto gubernamental, la instrucción de Jackson Villacís, a sus policías, fue desalojarlo “a como diera lugar”, y los uniformados acataron la orden al pie de la letra, pues hicieron correr hasta sangre en este lugar, donde los gritos de repudió y de “maldito gobierno represivo”, prevalecían en la voz de los docentes.

Las decenas de antimotines, tenían claro su objetivo y no respetando ni siquiera géneros, abrieron paso entre los maestros, muy al estilo de como ordena sus represiones el PRI, y a golpes en cualquier parte del cuerpo, tanto a maestras como a maestros, los oprimieron, los violentaron, los tendían en el piso para cundirlos de golpes, parar librar los accesos del palacio de Gobierno y a las personas que se encontraban dentro de el.

Pero la resistencia de los maestros no cesó, las consignas en contra del Gobierno Federal y Estatal, efervecieron, y el autoritarismo para mermar el ánimo de los manifestantes también, lo que produjo el lanzamiento de gases lacrimógenos y el levantamiento por los policías de varios profesores de la Entidad.

Los medios de comunicación tampoco lograron libarse de la opresión Estatal, varios comunicadores resultaron agredidos por los actos brutos de los antimotines, de sus golpes y gases lacrimógenos.

Sobre estos actos, que fueron captados por cámaras y video cámaras de los diversos medios de comunicación ademas de la explosión de la viralidad de las imágenes en las redes sociales donde quedó de inmediato manifestó, la brutal violencia con que el gobierno de Ortega Bernés reprimió la protesta,causo serios cuestionamientos de este reportero sobre el Secretario de Seguridad Publica quien ante la imagen misma de la represión atroz negó los hechos y se limitó a justificarse así:

“Tuvimos que meter a la fuerza publica, nadie quiso entrarle al dialogo al contrario hubieron gritos agresiones verbales y no quisieron, hay gente ahí adentro desde hace rato, yo estoy conciente de que pelean una causa, pero una causa no se pelea bloqueando o cerrando las cosas, ni perjudicando a terceros, cada quien puede pelear sus derechos no los de otros”, dijo.

“No se está golpeando, o están golpeando a nadie, yo mismo estoy diciendo que a nadie tiene que golpear. Y No es represión, yo nunca lo voy a permitir”, puntualizó, aunque hay imágenes y consecuencias que lo desacreditan.

Pese a sus declaraciones, minutos mas tarde, luego de casi 30 minutos que duro el desalojo agresivo de los antimotines de los dos palacios ya mencionadas, los uniformados desalojaron por completo y cerraron con vallas los alrededores de los mismos recintos, amenazando a los maestros que aun continúan a los alrededores del palacio de Gobierno, con carros de bomberos para rociarlos con agua a presión.

Pero la lucha sigue, los maestros se encuentran instaurados defendiendo su causa y su manifestación, en la plaza de la Republica.

20130912-043253.jpg