A tan solo 1 día para de que de inicio la temporada de captura de pulpo 2013, solo se afinan detalles en lanchas, jimbas y todo para la captura del octopodo,  pero el lamento y desespero de los hombres de mar del litoral campechano ya comenzó, pues saben que el producto marino comenzara a comercializarse en un precio adverso para ellos, considerando el combustible que pagarán y que en los últimos años la situación no varia mucho durante el inicio de la captura .

Imagen

 

Román Uc, pescador del muelle del 7 de agosto, indicó que aunque la temporada se ha vislumbrado y dicho que viene un tanto benéfica para ellos, se trata de la misma historia de todos los años, que al término de la temporada la realidad es que aunque las toneladas se hayan sobrepasado el beneficio económico para ellos no es redituable.

 

“Es la historia de todos los años lo del pulpo, las autoridades dicen unas cifras, las ponen de topes o metas que se alcanzaran y si es cierto a veces hasta se sobrepasan, pero que pasa con el precio del pulpo, el precio no es redituable para nosotros, tenemos que sacar para gasolina, carnada, deudas propias”, dijo.

 

“Vemos que al parecer pulpo hay a pesar de la depredación que también es otro problema de todos los años, pero el precio parece que empezara en 30 o 40 pesos el kilo y ponle tu que así nos la llevemos hasta octubre, ¿y de ahí que pasa?, solo quedan dos meses de la captura, máximo la términos subiendo el precio poco a poco dado el pulpo hasta en 80 o 90 pesos el kilo”, expresó.

 

Los 5 mil pescadores que se encuentran a la espera de que de inicio la captura de pulpo 2013, también han demandado en constantes ocasiones la situación del avituallamiento que oscila entre los 15 mil pesos, que se convierte en terrible para ellos, toda vez que los armadores no darán en este año para los gastos de las lanchas.

 

“Ya no solo nos preocupamos por si hay o no hay pulpo, por si los depredadores se lo van acabar, ahora el avituallamiento lo vamos a pagar nosotros esto es algo terrible para el sector, pedimos aquí el apoyo del Gobierno que no nos deje solos, reparten y reparten recursos, pero aquí a los pescadores no nos llega nada”, manifestó, Manuel Cervera, ribereño del 7 de agosto.

 

“¿Como haremos para solventar esta situación?, tenemos que endeudarnos para nosotros mismo sacar adelante las lanchas, no tenemos de otra, esperemos que al menos el producto haya, y que además de pueda vender en precios buenos para nosotros tan siquiera en el segundo mes de la captura”, sentenció.