UnióndeReporterosIndependientes@ProyectOriente  Municipio,Campeche

Tratando de evitar la fuerza pública, todo indica que el diálogo y la buena voluntad serán las vías para solucionar la problemática que se tiene con los artesanos ubicados a un costado de las fuentes danzarinas del centro histórico con el objetivo de beneficiar la imagen urbana de la ciudad y la de los ciudadanos, ya que de lo contrario ambas partes, tanto Ayuntamiento como el Freciez, saldrían perjudicadas en esta situación. Así lo declaró Ana Martha Escalante Castillo, Alcaldesa del Municipio de Campeche.

Imagen

 

“Continuamos abonando a la voluntad, al entendimiento, de que es por el beneficio de Campeche, de todos los ciudadanos, de la imagen urbana que tenemos, de la imagen de nuestro centro histórico. Estoy convencida que la buena voluntad y la armonía del diálogo va a abonar para que las cosas se concluyan para beneficio de ambas partes”, expresó.

 

En este mismo sentido, Escalante Castillo refirió que los trabajos en conjunto con la Secretaría de Cultura, Gobierno del Estado, SEDICO y Dirección de Cultura que se han realizado hasta el momento con estos grupos, son para beneficio de ellos, buscando un proyecto cultural que permita tener una actividad dentro del centro histórico, aunque no sea permanente sino de manera paulatina. Sin embargo, también comentó que es importante cuidar la imagen de la ciudad, de cuidar el patrimonio cultural, debido a que es la obligación del Ayuntamiento.

 

“Quiero comentar y ser muy clara en esto, realmente seguimos trabajando con estos grupos artesanales, con ambos grupos, la decisión que tomemos, el proyecto que tomemos, es para beneficiar a ambos grupos. Nos interesan los artesanos, pero también nos interesa cuidar, que esa es nuestra obligación, el cuidar el patrimonio cultural que tenemos en el Ayuntamiento”, argumentó.

 

A pesar de esto, dijo que el quinto amparo que solicitó Luis Antonio Che Cu, ha impedido iniciar un proceso para desalojo, ya que ellos se encuentran protegidos en su derecho legal, originando el riesgo de recibir una multa por parte del INAH.

 

“Cuando se están amparados, nosotros no podemos iniciar un proceso para desalojo. Ellos se encuentran protegidos en su derecho legal. Entonces, para evitar que esto continúe y evitar haciendo más grande este problema, teníamos un límite por parte del INAH para el desalojo, sino multaban al Ayuntamiento”, manifestó.

 

“Nos vemos imposibilitados a actuar. Ellos se amparan y legalmente nos impiden proceder ante este amparo. Sin embargo, creo que la vía, más que un desalojo y buscar las vías que vienen a perjudicar a ambos y lesionan a los artesanos, es continuar dialogando con buen entendimiento”, enfatizó.

 

Por último, apuntó que en su momento, Che Cu había declarado que están dispuestos a dialogar, viéndolo, según la Alcaldesa, “con buena fe”,  afirmando que será el próximo 21 de julio el día que se retirarían de aquél lugar. Por tal motivo reiteró que se debe continuar con esa “buena voluntad porque el proyecto es un compromiso del Ayuntamiento y por parte del Gobierno del Estado”.

 

“Hay que agotar hasta el último día todos los medios pertinentes sin necesidad de llegar al uso de la fuerza pública. Yo creo que todavía tenemos vías de diálogo, de poder emplear un entendimiento, y estoy segura que ellos también con buena voluntad y como buenos ciudadanos, van a abonar para beneficio del municipio”, subrayó.

 

“Entre estos días, mañana o el lunes, me reuniré con los grupos artesanales para poder avanzar y seguir trabajando sobre este tema”, concluyó.